Aprende en 9 pasos cómo sacar el agua del oído

Un problema muy recurrente en niños y adultos cuando van a una piscina es cómo sacar el agua del oído

Este tipo de situaciones se acentúan en los meses de verano cuando el calor invita a darse un sabroso chapuzón. Pero no hay por qué alarmarse, existen formas sencillas de prevenirlas y evitar complicaciones.

Cómo sacar el agua del oído sin lesionarse

Tener agua en el oído ciertamente no es algo agradable, sin embargo, para saber cómo quitar el agua del oído hay unas sencillas técnicas. Es una sensación que produce una especie de cosquilleo que incluso puede extenderse hasta la garganta.

Veamos cómo remediarla:

1. Ladea tu cabeza.

Una forma de sacar agua del oído es ladeando tu cabeza hacia abajo de manera que junto con el oído queden paralelos al suelo. Tápalo con la palma de tu mano y presiona de forma suave para crear un efecto de bombeo.

2. Con un secador.

Pon un secador de mano aproximadamente a 20 cm del oído, usando velocidad y temperatura bajas, y muévelo de atrás hacia adelante. Cómo quitar un tapón de agua del oído requiere también algo de creatividad y audacia.

3. Aplica alcohol.

Mezclado con vinagre en proporciones iguales es ideal para quitar agua del oído. Con un cuentagotas aplica unas pocas, deja actuar, al cabo de dos minutos voltea tu cabeza.

4. Usa una toalla.

Una buena forma de quitar líquido del oído es aplicando suavemente una toalla para secar, acción con la cual el agua se evapora.

5. La técnica de Valsalva.

Qué hacer cuando te entra agua en el oído no debería ser motivo de alarma conociendo los métodos correctos. El método de Valsalva es otra buena opción para destapar un oído de agua:

  • Inhala profundamente.
  • Mantén tu boca cerrada.
  • Con tus dedos índice y pulgar presiona suavemente las fosas nasales.
  • Exhala lentamente tratando de que aire salga por tu nariz.

Es la maniobra más conocida a nivel mundial.

6. Usa peróxido.

La presencia de cerumen puede contribuir a retener agua. Usando peróxido de oxígeno en solución esto se puede resolver. En todo caso no lo uses si:

  • Presentas infección.
  • Tienes una perforación el tímpano.

La prudencia en estos casos es importante.

7. Un poco de aceite.

El cotizado aceite de oliva constituye otra buena ayuda si necesitas desalojar agua de tus oídos.

Úsalo de esta manera:

  • En una taza pequeña calienta una porción de aceite.
  • Usando un pequeño gotero coloca algunas gotas en la parte del oído afectada.
  • Voltéate sobre tu costado contrario por unos 10 minutos, seguidamente siéntate y gira tu oído, la gravedad actuará haciendo salir los líquidos.

Este ingrediente no solo es bueno en la cocina.

8. Más agua.

Tal vez no le veas sentido, pero sí funciona:

  • Recuéstate lateralmente y con un gotero pon más agua en el interior del oído taponado.
  • Deja pasar unos cinco segundos, luego voltea tu cabeza. El agua taponada debería salir.

Cómo sacar el agua del oído nunca fue tan sencillo.

9. Medicamentos.

En el mercado encuentras a la venta gotas para oídos que no necesitan prescripción cuya base es el alcohol, que ayuda a reducir la humedad. Su efecto antiséptico elimina cualquier bacteria atrapada entre los restos de cerumen.

Quitar el agua del oído, lo que no deber hacer

En caso de que los remedios no surtan efecto trata de no tomar otras medidas, como introducir algodones u objetos diversos, incluso tus propios dedos. Tampoco es recomendable agitar la cabeza ni saltar, puede haber efectos secundarios.

Las consecuencias podrían ser:

  • Que se alojen más bacterias.
  • Que el agua penetre más.
  • Lesionar la parte interna de tu oído.
  • Riesgo de perforar tu tímpano.

Lo sensato es recurrir a ayuda profesional.

  • Trata en lo posible de usar gorra sintética, o en su defecto, tapones especiales. Son accesorios de venta en tiendas deportivas.
  • Luego de permanecer cierto tiempo sumergido, busca una toalla y seca la zona externa del oído.

Todo es cuestión de no bajar la guardia en cuanto al cuidado de tus oídos.

¿Debes ir al médico cuando te entra agua en el oído?

Por la condición autolimpiante del oído, el agua alojada en su interior sale sin ningún problema; de no suceder, puedes aplicar lo que te hemos aconsejado. Pero si al segundo día el problema continúa, acude a tu médico de confianza.

Si se presenta inflamación es señal de una infección y debe ser tratada sin pérdida de tiempo. En esos casos el especialista prescribirá lo necesario para atacar la infección y bajar el dolor.

La higiene de tus oídos debe ser una prioridad por todas las consecuencias que acarrea si no la tomas en cuenta. Aplicando lo que te hemos mostrado aquí mantendrás un oído sano.

Nuestro blog

En esta sección del blog encontrará novedades de productos para personas con pérdida de audición y consejo sobre productos de nuestra web así como tipos de audífonos y marcas que puede encontrar en el mercado .

También comentaremos los distintos precios que puede encontrar en los distintos centros auditivos y consejos para el cuidado del oído para aquellas personas que tienen pérdida de audición como para prevenirla .

Quieres mejorar tu audición