Hipoacusia neurosensorial - Audioactive

La hipoacusia neurosensorial o sordera neurosensorial se refiere a la pérdida auditiva debido a la falta de desarrollo o lesión en el nervio auditivo o en el oído interno. En ambas situaciones, no existe un daño ni en el oído externo ni en el oído medio. Como consecuencia se produce una reducción de la calidad y la intensidad del sonido.

La evolución de este tipo de afección puede ser progresiva y empeorar con el tiempo, o mantenerse estable. En cualquiera de los casos se recomienda un tratamiento adecuado, ya que la hipoacusia neurosensorial afecta la capacidad de comunicarse. Puede consultarse el informe sobre sordera y pérdida de la audición de la Organización Mundial de la Salud aquí.

Tipos de hipoacusia neurosensorial

La hipoacusia de percepción o sordera de percepción afecta el nervio auditivo que se encuentra en el oído interno y que transmite el sonido al cerebro. La sordera perceptiva puede dividirse en hipoacusia neurosensorial bilateral o hipoacusia neurosensorial unilateral debido a si afecta un oído o ambos.

Otro tipo de hipoacusia es la hipoacusia de transmisión o sordera de transmisión que se produce cuando el afectado presenta lesiones en el oído externo y medio. Esto genera dificultades en la propagación del sonido al oído interno.

Síntomas de la hipoacusia neurosensorial

Los síntomas o signos de la hipoacusia neurosensorial se identifican cuando la persona afectada posee dificultades para comprender el habla a pesar de que los sonidos sean altos. Muchas veces, sucede que ciertas frecuencias son escuchadas mejor que otras.

En caso de presentarse esta condición en un solo oído puede suceder que el afectado no pueda identificar de dónde provienen los sonidos o puede presentar dificultades para oír un ruido de fondo.

Además, las personas con discapacidad auditiva neurosensorial pueden  percibir sonidos demasiado fuertes sin que en verdad lo sean. Además, pueden presentar dificultades para comprender conversaciones cuando más de dos personas se encuentran hablando.

Por otro lado, poseen mejor entendimiento de voces graves, dificultad para identificar sonidos agudos, sensación de presión en el oído, dificultades en el equilibrio, zumbidos y mareos.

Causas de la hipoacusia neurosensorial

Las causas de la sordera neurosensorial se vinculan al daño de las terminaciones nerviosas de la cóclea o de las células ciliadas. La principal causa de la hipoacusia o sordera neurosensorial es el envejecimiento.

No obstante, esta condición puede también ser congénita, es decir, que puede gestarse desde el nacimiento. En este caso, se trata de una condición hereditaria a causa del gen conexina-26, o bien, de un desarrollo anormal del feto durante su gestación.

Además, existen otras causas que pueden generar la hipoacusia neurosensorial tales como traumatismos y exposición a sonidos elevados, meningitis. Incluso, por el Síndrome de Menière o algunos medicamentos ototóxicos, alcohol y tabaco.

Diversos virus y bacterias pueden ocasionar daños en el oído y también las otitis no tratadas. A su vez, la otosclerosis puede afectar la movilidad del hueso ubicado en el oído medio dificultando la transmisión de vibraciones.

Tratamiento para la hipoacusia neurosensorial

El tratamiento de la hipoacusia neurosensorial, en caso de una afección leve o moderada en un solo oído, es la implementación de un audífono. En caso de tratarse de una afección más compleja, se realiza un implante osteointegrado, que funciona transmitiendo el sonido directamente al oído interno, en forma de vibraciones.

Generalmente, se realiza un examen físico del oído para descartar causas de la pérdida de la audición, como cerumen o inflamación por una infección. Una vez realizado el examen pueden realizarse pruebas de rutina con diapasón para identificar si hay algún tipo de pérdida de la audición.

Posteriormente se realizan estudios tales como audiometrías, que consisten en pruebas para identificar dificultades en la audición a través de la escucha de diferentes frecuencias. Luego de ello, se puede identificar dónde ha ocurrido el daño en el oído.

Prevención de la hipoacusia

Debido a los avances tecnológicos se pueden detectar enfermedades del oído y la pérdida auditiva a cualquier edad. Es relevante que la hipoacusia se diagnostique con rapidez para poder abordar la patología y recuperar o mejorar la audición.

En casos en los que la hipoacusia es de tipo genética o hereditaria, no hay prevención posible. En otros casos es importante cuidar la salud auditiva no exponiéndose a sonidos elevados y manteniendo la higiene auditiva con el acompañamiento de un profesional de la salud.

En cualquier caso, si presenta algún signo de pérdida auditiva o algún síntoma de los ya especificados, acuda a su profesional de confianza para realizar una interconsulta y así realizar los exámenes pertinentes para poder realizar el tratamiento adecuado.

 

Solucion auditiva recargable audiben conect r

Nuestro blog

En esta sección del blog encontrará novedades de productos para personas con pérdida de audición y consejo sobre productos de nuestra web así como tipos de audífonos y marcas que puede encontrar en el mercado .

También comentaremos los distintos precios que puede encontrar en los distintos centros auditivos y consejos para el cuidado del oído para aquellas personas que tienen pérdida de audición como para prevenirla .

Quieres mejorar tu audición