La hipoacusia y sus síntomas - Audioactive

Los síntomas de hipoacusia pueden aparecer en cualquier momento de la vida. Los motivos son diversos, pero en todos los casos generan molestias y un cambio en la forma de conectarse con los demás.

Conocerlos y detectarlos es importante para que la persona que padece este trastorno pueda ser debidamente tratada. De esta manera, se volverá a sentir bien e integrada a su entorno.

La persona que sufre un problema auditivo comenzará a sentirse incómoda en determinados espacios donde haya bullicio o volumen alto, querrá recluirse por no sentirse con ganas de hacer el esfuerzo de entender. Puede llegar a deprimirse.

Para evitar alcanzar este grado de molestia es conveniente detectar los síntomas de la pérdida de audición para ponerle remedio. Reconocer el problema es el primer paso para darle solución.

Conoce los signos de la sordera

De acuerdo a los signos de la sordera que se detecten se podrá realizar un tratamiento adecuado. Cuanto antes se conozcan, antes se podrá comenzar a tratarlos.

Los distintos síntomas son indicadores de los niveles de sordera que existen. Las disminuciones auditivas pueden presentarse desde un nivel leve hasta ser una sordera profunda.

Hay grados intermedios conocidos como “grado severo” y “grado moderado”. Entre los signos de la disminución en la audición se encuentran:

  • Se siente incómodo en ambientes donde hay bullicio por no poder entender lo que le dicen.
  • No logra comprender las conversaciones que se producen entre varias personas a la vez.
  • Le pide con frecuencia a las personas que hablen más fuerte y más despacio.
  • Necesita que vuelvan a decirle frases o palabras por no haber entendido.
  • No consigue discernir las palabras y se incomoda cuando provienen de voces agudas.
  • Sube el volumen de los dispositivos como la televisión o la radio.
  • Responde incorrectamente cuando le hacen preguntas pues no alcanzó a interpretar el sentido de cada una de las palabras.
  • Tiene la sensación de que algunos sonidos parecen lejanos o suavizados.
  • Siente zumbidos en alguno de sus oídos (tinnitus o acúfenos).

Puede ocurrir que algunos de estos síntomas estén más presentes que otros, pero todos indican una carencia auditiva que hay que tratar. Según la cantidad de ellos que tenga una persona determinará el nivel o grado de hipoacusia.

¿Cómo detectarlos?

Sabiendo cuáles son los signos de problemas auditivos es necesario, para detectarlos, hacer un autoexamen que consiste en responderse a uno mismo algunas preguntas:

  • ¿Entiendo las frases completas cuando me hablan o suelo confundirlas y respondo un desatino?
  • ¿Pongo el nivel de volumen del televisor tan alto que molesto a quienes me rodean?
  • ¿Me hablan a cierta distancia y no distingo las palabras?
  • ¿Pido que reiteren lo que me dijeron con frecuencia?
  • ¿Comienzo a evitar sitios con mucho bullicio pues no me siento cómodo por no comprender lo que los demás dicen?

Al responder estas preguntas la persona afectada empieza a tomar conciencia del cuadro de disminución auditiva y de las molestias que le ocasiona.

¿Qué hacer frente a los síntomas de la sordera?

Frente a los síntomas de la sordera es necesario acudir a un médico especialista para comenzar a entender qué le está ocurriendo y qué tratamientos son adecuados.

El médico puede llevar a cabo algunas pruebas:

  • Examen de audición o audiometría: este estudio expone al paciente a diversos sonidos y palabras (logoaudiometría) para registrar por escrito lo que alcanza a oír y lo que no. Los decibeles es la unidad de medida que se usa para establecer el grado de disminución auditiva. El paciente recibirá sonidos en diversos decibeles durante la prueba.
  • Revisión física: el médico procederá a revisar los oídos para determinar si hay alguna obstrucción en el conducto auditivo. A veces, la presencia de cerumen, impide oír correctamente. En estos casos, el especialista remueve el cerumen y la audición regresa naturalmente.
  • Impedanciometría: permite verificar cómo el sonido se traslada a lo largo del oído medio. Prueba su funcionamiento y no requiere de ninguna colaboración por parte del paciente. Es completamente indolora.

Estas son algunas de las pruebas que llevará adelante el médico para determinar el grado de pérdida del paciente. Una vez determinado esto se procede a buscar el tratamiento adecuado.

Volver a oír

Cuando estos síntomas se presentan es común comenzar por negarlos. Se trata de ponerle remedio evadiendo eventos sociales donde hay bullicio o prefiriendo actividades solitarias.

Pero es importante recalcar que eso no lleva más que al desánimo. En la actualidad, los especialistas cuentan con múltiples herramientas para tratar la sordera.

Desde audífonos de alta tecnología que se autoregulan según el ruido ambiente hasta cirugías de implantes cocleares, entre otras. Efectuadas las pruebas que el médico indique, se determinará el mejor camino para volver a oír.

De ahí la importancia de detectar los signos de la sordera a tiempo. Se evitará la depresión y el encierro que la hipoacusia puede provocar si no es tratada. Volver a oír es posible y la sensación de recuperar los sonidos es única e indescriptible.

Nuestro blog

En esta sección del blog encontrará novedades de productos para personas con pérdida de audición y consejo sobre productos de nuestra web así como tipos de audífonos y marcas que puede encontrar en el mercado .

También comentaremos los distintos precios que puede encontrar en los distintos centros auditivos y consejos para el cuidado del oído para aquellas personas que tienen pérdida de audición como para prevenirla .

Quieres mejorar tu audición