Laberintitis: qué es y síntomas - Audioactive

Los mareos, vértigo y pérdida auditiva podrían estar asociados con laberintitis, un trastorno auditivo. Asimismo, se denomina como neuritis vestibular o neurolaberintitis, siendo esta una afección de tipo benigno que produce vértigos intensos.

A pesar de ser benigna y con total recuperación en casi todos los casos, en los momentos críticos, los síntomas podrían resultar desestabilizadores. Para comprender qué es laberintitis, te invitamos a leer la siguiente información.

¿Qué es laberintitis?

La laberintitis es una inflamación interna que se genera en el interior del oído, específicamente del laberinto. Dicha afección puede ser producida por dificultades respiratorias, virus, traumatismos y otras enfermedades, como la diabetes o hipertensión.

Generalmente, esta inflamación produce la sensación de que todo el entorno está girando, constantes náuseas y pérdida auditiva. Estos síntomas se intensifican en los primeros cuatros días de la infección, después se reducen de forma progresiva; al cabo de unas tres semanas desaparecen en su totalidad.

El diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad deben estar a cargo de un profesional de la salud auditiva y habitualmente, se hace en un estado de reposo. Cabe destacar que el uso de medicinas es fundamental para tratar los síntomas y reducir la inflamación y, con ello, el malestar general.

La terminología laberintitis ha sido malinterpretada, ya que se ha utilizado para denominar a las enfermedades del laberinto. No obstante, esta enfermedad solo se refiere a la inflamación producida en el laberinto, particularmente en el sistema vestibular y nervio auditivo.

Laberinto y oído interno

El laberinto es una parte interna del oído, la cual se encarga de la estabilidad, equilibrio y audición. Está conformada por 2 partes fundamentales:

  1. Cóclea. Es una diminuta estructura similar a un caracol que se encarga de convertir las vibraciones de sonido en impulsos nerviosos que transitan hasta el cerebro.
  2. Sistema vestibular. Conformado por los canales que intervienen en el equilibrio del individuo, puesto que se encargan de brindar información importante sobre la orientación espacial.

En su interior, el laberinto posee un líquido, el cual es usado por el cerebro para identificar los desplazamientos y precisar la posición espacial del cuerpo. Son los movimientos de este líquido los que permiten que el cerebro identifique e interprete la aceleración lineal, el desplazamiento angular y la fuerza de gravedad.

Laberintitis causas

Esta enfermedad afecta las estructuras que conforman el laberinto, interfiriendo en el movimiento del fluido, e inclusive obstaculiza la transmisión de los impulsos nerviosos. De este modo, resulta complejo para el cerebro interpretar estas señales, produciendo desequilibrio, mareos, náuseas, pérdida auditiva, entre otros.

Existen varias causas de esta inflamación del laberinto, entre las más comunes se encuentran los virus y bacterias:

Laberintitis viral

Más del 50% de los pacientes con laberintitis presenta virosis respiratorias entre los síntomas: resfriados, gripes, gastroenteritis y enfermedad de manos, pies y boca. Entre los virus asociados a esta afección están:

  • Adenovirus
  • Citomegalovirus
  • Coxsackievirus
  • Herpes simple 1
  • Influenza
  • Parainflienza
  • Paramixovirus
  • Rubeola
  • Varicela-zoster
  • Virus sincitial respiratorio

No obstante, existe una forma diferente, la cual puede producirse en personas que padecen de herpes zoster. Dicha condición es denominada como síndrome de Ramsay-Hunt, la cual conlleva a síntomas de mareos, vértigos, lesiones en la piel e incluso a la parálisis facial.

Laberintitis bacteriana

Son casos menos comunes, pero no imposibles. Por lo general, la infección por bacterias ocurre luego de presentar otitis media o meningitis bacteriana. En la lista de las bacterias causantes de la laberintitis, destacan las siguientes:

  • Bacteroides sp
  • Haemophilus influenzae
  • Moraxella catarrhalis
  • Mycobacterium tuberculosis
  • Neisseria meningitidis
  • Proteus sp
  • Staphylococcus sp
  • Streptococcus pneumoniae
  • Streptococcus sp

Este tipo de laberintitis es mucho más severo que la viral, ya que puede producir síntomas permanentes, como sordera y sepsis.

Laberintitis: cuánto dura

Esta enfermedad es autolimitada, lo que quiere decir que mejora de forma espontánea. Sin embargo, en algunos casos los síntomas permanecen por más tiempo. Si bien es cierto, los primeros días (2 y 3) son más fuertes.

Los mareos residuales, sobre todo los que aparecen después de movimientos acelerados, pueden perdurar por varios meses. No obstante, solo 1 o 2% de las personas que padecieron laberintitis presentan secuelas de la enfermedad.

Laberintitis tratamiento

Como hemos comentado antes, es posible que desaparezca al paso de unas 3 semanas, aunque la pérdida auditiva puede prolongarse por más tiempo. El otorrinolaringólogo es el encargado de diagnosticar y tratar estos síntomas.

El tratamiento puede ser con medicinas antivíricas o antihistamínicas, fármacos para controlar náuseas o reducir mareos e incluso sedantes. En ocasiones, es necesario hacer una intervención quirúrgica para drenar el líquido del oído medio.

Si padeces algunos de los síntomas antes expuestos, visita al otorrinolaringólogo para un diagnóstico y tratamiento adecuado. Asimismo, evita conducir o usar maquinarias, por el contrario, descansa y evita ver TV, móvil y otra pantalla con luces brillantes.

Nuestro blog

En esta sección del blog encontrará novedades de productos para personas con pérdida de audición y consejo sobre productos de nuestra web así como tipos de audífonos y marcas que puede encontrar en el mercado .

También comentaremos los distintos precios que puede encontrar en los distintos centros auditivos y consejos para el cuidado del oído para aquellas personas que tienen pérdida de audición como para prevenirla .

Quieres mejorar tu audición