¡Oye! Todo lo que debes saber sobre el pabellón auricular - Audioactive

La capacidad que tenemos de percibir los sonidos de la naturaleza es posible gracias al pabellón auricular (oreja). Es esa especie de embudo que se forma en la parte lateral de nuestra cabeza y que es responsable del fenómeno de la audición.

Se forma mientras el bebé va desarrollándose en el vientre al mismo tiempo que otros órganos primordiales. Se compone de cartílago de consistencia dura que va recubriendo la piel. Otras partes del pabellón auditivo son la zona media y nuestro oído interno.

Anatomía del pabellón auricular

Nuestro pabellón auricular y sus partes recogen toda la gama de sonidos que nos llegan desde todas los lugares transmitiéndolos hacia el oído interno. La antesala de este oído lo constituye el CAE (Conducto Auditivo Externo) con una longitud de 3cm.

Tiene músculos, ligamentos y cartílagos estructurados así:

  • Helix. La zona más externa, tiene forma curvada y se adentra hacia el lóbulo.
  • Antihélix. La zona arqueada que queda separada por un área hendida denominada fosa escafoidea.
  • Fosa escafoidea. Unión entre el hélix y el antihélix.
  • Concha. Parte cóncava que llega a la parte externa del oído.
  • Trago. Saliente en forma de triángulo a la entrada del oído externo.
  • Lóbulo auricular. Parte baja del pabellón hecho de tejido adiposo.

Lo anterior constituye la parte cartilaginosa. El entramado muscular corresponde al:

  • Músculo mayor. Trozo vertical pequeño en la parte anterior del hélix.
  • Músculo menor. Recubre el hélix, es de tamaño pequeño.
  • Músculo transverso. Se inicia en la concha y llega al final de la fosa escafoidea.
  • Músculo oblicuo. Va desde la concha hasta su parte convexa.

Todos estos músculos facilitan el proceso de audición. En cuanto a los ligamentos de la oreja o pabellón auditivo identificamos dos:

  • Intrínsecos. Le dan forma al pabellón de la oreja.
  • Extrínsecos. Forman la unión del pabellón auditivo con el hueso temporal.

Uno de los trabajos de toda esta maravillosa red de cartílagos y músculos es fabricar cerumen, responsabilidad que corresponde a las glándulas internas. Esta cera protege al conducto eliminando cualquier tipo de sucio y previniendo potenciales infecciones.

Tiene un PH ácido que químicamente protege contra bacterias y hongos, barrera que puede romperse si lavamos el oído en exceso. Igualmente algún traumatismo ocasionado al usar bastoncillos puede ser perjudicial.

Hay tres tipos de orejas, por eso nadie tiene orejas exactamente idénticas a otro:

En su forma:

  • Puntiagudas
  • Caídas
  • Redondeadas

En su lóbulo:

  • Grande
  • Pequeño
  • Prácticamente ausente.

Hay un tipo de oreja llamada “prominente” y es una de las malformaciones congénitas que más se manifiesta.

Función

La función primordial del pabellón de la oreja (como también se le conoce) es meramente auditiva, percibir cada sonido del entorno. Tiene la particularidad de localizar, captar y amplificar las señales acústicas para llevarlas al conducto auditivo y de allí a la zona media.

El rango de amplificación de las ondas acústicas del pabellón auricular ronda los 3000 Hz. Esto gracias a miles de nervios muy sensibles que posibilitan esta función principal del pabellón auditivo que nos permite mantener el equilibrio y ubicarnos en el espacio:

  • Nervio mayor. Cubre dos tercios del pabellón en ambas caras.
  • Nervio vago. Llamado “de Arnold”, rodea nuestro conducto auditivo en su zona externa hasta la concha.
  • Nervio auriculotemporal. Se ubica al lado del pabellón.
  • Nervio occipital. Se localiza en la zona media.

Como vemos es un órgano altamente especializado pero muy sensible y que requiere de cuidados extremos.

Enfermedades

Nuestro pabellón auricular está propenso a sufrir deformaciones congénitas, así como adquiridas. Entre las congénitas destacan la atresia y luego la microtia, que pueden aparecer en el embarazo. Por su parte las adquiridas se generan por inflamación, quemaduras u otros traumas.

Un tipo de inflamación llamado pericondritis afecta al cartílago del pabellón dañando el tejido que lo cubre. Las causas pueden provenir de una otitis, perforaciones, quemaduras o algún tipo de dermatitis. Los síntomas son dolor, fiebre y formación de pus.

Anomalías

Cuando el bebé está en formación y sufre de otros problemas es posible que haya cambios anormales que afecten al pabellón auricular en su posición. Dichos cambios pueden derivar en quistes o papilomas. A veces las consecuencias son orejas sobresalientes en algunos niños.

Sin embargo, los siguientes trastornos sí están más relacionados con ciertas afecciones:

  • Pliegues anormales en todo lo que forma el pabellón auricular.
  • Orejas bajas.
  • No se forma la abertura que lleva al CAE.
  • Inexistencia de pabellón de la oreja.
  • Anotia, o inexistencia de pabellón auditivo y CAE.

Se han identificado dos causas para las orejas bajas o malformadas, son la enfermedad de Down y la enfermedad de Turner.

Como mantenerlo sano

Trata de no meter objetos dentro de tu oído ni te expongas a ruidos altos, esta última recomendación se le hace muy especialmente a los más jóvenes. Si hay algún tipo de pérdida auditiva ve inmediatamente al médico.

Últimas noticias

  1. Mareo por otolitos: que son y cómo evitarlos
  2. Alucinaciones auditivas: qué son y principales causas

Popular

  1. Descubre qué es el bucle magnético y su relación con los audífonos 
  2. Umbral de audición del ser humano: todo lo que necesitas saber acerca de este tópico
  3. Se aprueba la venta libre de audífonos OTC en Estados Unidos
  4. Cofosis o anacusia: un trastorno inusual, pero que existe - Audioactive

Ahora puedes escuchar fácilmente cualquier cosa

Inscríbase para estar comunicado de las últimas novedades y descuentos

Solución auditiva recargable alternativa a audífonos

Precio: 309,00€

Comprar ahora