¿Qué es la tensión arterial? - Audioactive

La tensión, como también es comúnmente nombrada, la presión arterial es como denominamos a la presión que ejerce la sangre sobre las arterias cuando circula por ellas. Sabemos que el corazón es uno de ellos órganos más importantes en nuestro cuerpo porque se encarga de bombear la sangre por todas nuestras arterias. Sin sangre, nuestro cuerpo nada podrías hacer, no continuaría con vida. Es casi como un combustible. Por esta razón debemos estar muy al corriente de si ese bombeo está funcionando bien o no para evitar graves complicaciones de salud. Quizá todo lo anterior sonó un poco confuso. Veamos a continuación como funciona a detalle el sistema circulatorio.

¿Cómo funciona la tensión arterial?

El corazón, la sangre, las arterias y la tensión arterial son todos elementos vinculados al sistema circulatorio. El sistema circulatorio es como un acueducto de arterias y venas que se extiende por todo nuestro cuerpo. Él se encarga de llevar la sangre hacia cada órgano y músculo nuestro. Ahora bien, la sangre no se mueve sola. En el centro de este sistema está el corazón, este bombea la sangre hacia todos lados. A veces con mayor o menor fuerza. Esta fuerza es la tensión arterial.

La presión arterial consta de dos a su vez: la presión sistólica, cuando la fuerza del bombeo es mayor, y la presión diastólica, cuando la fuerza con que se bombea es menor. Estos son parámetros guías para medir la presión y saber si está funcionando de manera correcta. La cuestión más importante es que por diferentes motivos el corazón puede fallar un poco en su tarea. Las consecuencias en que desemboca esta tragedia son muchas: hipertensión, infartos al miocardio, taticardia. Veamos entonces cuáles son los tipos de presión y cómo reconocer un desequilibrio en ella.

Tipos de tensión sanguínea

Los valores de la tensión arterial no son absolutos. Sin embargo, existen rangos considerados normales y rangos de riesgo. Fíjate en la siguiente clasificación dónde el primer valor representa la tensión sistólica y el segundo la tensión diastólica:

  • Presión arterial promedio (normal): los valores entre 90/60 y 130/90 se consideran normales. La sangre se está bombeando correctamente.
  • Presión arterial baja (hipotensión): existe una irregularidad si los valores que se consideran normales pierden descienden en 20 mm.
  • Presión arterial alta (hipertensión): cualquier cifra que supere los 140/90 es una señal de alarma. También depende del cuadro clínico, pues es normal en las personas mayores un aumento en la presión debido al endurecimiento de las arterias.
  • Prehipertensión: esta es una clasificación relativamente nueva y de carácter preventivo. Si los valores de la presión sanguínea están entre 130/80 y 140/90, es momento de hacer análisis y preocuparse más.

¿Cómo prevenir enfermedades relacionadas con la tensión arterial?

Como ya leíste en este artículo, la tensión arterial es un asunto de vital importancia. Por tanto, es importante que sepas cómo cuidarla. Fuera de causas genéticas, la presión sanguínea puede verse alterada por sobrepeso, mala alimentación y por mantener una vida excesivamente sedentaria. Para la prevención de problemas arteriales se recomienda una dieta balanceada, principalmente reduciendo las grasas, y una vida activa. No necesariamente debes ser deportista ahora, solo se trata de incorporar un poco de ejercicios a tu rutina diaria. Con 10 minutos al día será suficiente.

Ahora puedes escuchar fácilmente cualquier cosa

Inscríbase para estar comunicado de las últimas novedades y descuentos

Solución auditiva recargable alternativa a audífonos

Precio: 309,00€

Comprar ahora