¿Qué son las células ciliadas del oído?

Las células ciliadas del oído corresponden a una de las partes más elementales del cuerpo auditivo humano. El sistema auditivo del ser humano es realmente sencillo, se basa en vibraciones sonoras que se convierten en impulsos nerviosos y tienen una formación lineal.

La transmisión de impulsos sonoros se desarrolla gracias a las células ciliadas internas, las cuales actúan como receptoras. Su función principal es transformar las señales mecánicas en eléctricas. Seguidamente, esas señales se integran a las neuronas auditivas y se encargan de enviar la información al cerebro.

¿Qué son las células ciliadas?

Las células ciliadas del oído se definen como conductos transmisores con gran nivel de sensibilidad y son clave para la capacidad auditiva. Estas células neurosensoriales están ubicadas en el órgano Corti, específicamente en el oído interno.

Como anteriormente se mencionó, estas células se encuentran distribuidas en la cóclea o mejor conocido como el caracol. De manera más específica, estas células se dividen en las siguientes partes:

  • Células ciliadas del oído interno: estas son las responsables de captar y enviar las ondas sonoras al cerebro y son capaces de responder a estímulos de gran intensidad.
  • Células ciliadas externas: este es el caso contrario. Son capaces de recibir estímulos auditivos, pero de poca intensidad. A decir verdad, esta parte de las células actúa como un filtro que modula la intensidad de las ondas
  • Las células ciliadas se caracterizan por poseer cilios. Estas partes con tal nombre curioso se definen como prolongaciones en forma cilíndrica y delgada.
  • Se ven proyectadas desde la zona más superficial de la célula, se encuentran formadas por pequeños microtúbulos y estos están envueltos por la conocida membrana ciliar.

Problemas de la audición neurosensorial

El sistema auditivo es realmente sencillo de comprender pero, al hablar de las células ciliadas internas y externas, la situación se torna distinta. Cuando estas células dejan de funcionar como deberían, las señales auditivas no llegan hasta las neuronas y se produce la pérdida auditiva neurosensorial.

Este tipo de sordera de percepción también puede ser causada por daños dentro del nervio auditivo. Sin embargo, la razón más común son las lesiones en las células ciliadas.

Al hablar sobre el oído interno, este contiene más de 30 mil células ciliadas y estas no se regeneran tras su deterioro. Uno de los casos más comunes de lesiones en las células ciliadas se debe a la exposición crónica al sonido de gran magnitud y que supere los 60 dB.

Consejos para cuidar la salud auditiva

Con el pasar del tiempo, en la mayoría de los casos, ocurre la flexibilización de los cilios correspondientes al oído interno. A raíz del deterioro por causa natural se produce la reducción de la audición, y esto es lo que se conoce como la presbiacusia.

Someterse a una exposición de ruido realmente elevada puede causar daños en el sistema auditivo. Esta exposición exagerada da pie a afecciones como pérdida de audición, molestias, dolor y hasta hipoacusia.

Las células ciliadas una vez muertas no vuelven a regenerarse. Es por ello que quizás no sea tarde para tomar una serie de recomendaciones para cuidar la salud auditiva:

  • Bajar el volumen de los audífonos.
  • Utilizar tapones auditivos en caso de estar sometido bajo altos niveles de presión sonora.
  • Mantener una sana limpieza del oído.
  • Visitar de forma periódica al otorrino para descartar cualquier patología adyacente.
  • Prevenir las enfermedades de carácter sistémico como la hipertensión, la diabetes, la arteriosclerosis y demás patologías que puedan afectar la salud auditiva.
  • La prevención y el cuidado auditivo es la mejor forma de estar protegido de los posibles problemas a largo plazo. Según estudios, una de cada diez personas mayores de 40 años ya cuenta con algún tipo de pérdida de la audición.

Hasta el sol de hoy, las investigaciones no han cesado y los expertos planean conseguir medicaciones que permitan la regeneración natural de las células dañadas.

En la actualidad existen dispositivos que ayudan a mejorar los daños auditivos. Entre ellos resaltan: los implantes cocleares, los audífonos, los antibióticos y, en casos extremos, la intervención quirúrgica.

¿Los problemas de audición neurosensorial tienen solución?

En la actualidad, los médicos científicos expertos en el área se encuentran en la investigación de las proteínas correspondiente a las células ciliadas del oído. Este estudio se realiza con el fin de encontrar algún tratamiento que permita restablecer la rigidez de los cilios.

En caso que no exista una cura aparente y no se puedan regenerar las células, es fundamental atender a la prevención del desgaste. La prevención debe ir más allá de los signos de desgaste causados por la edad.

En el campo laboral, muchos trabajadores se encuentran sometidos a un alto nivel sonoro, por ejemplo los DJ. Se recomienda que la persona se someta a un chequeo anual y más cuando comienza a evidenciar signos clave que definen la pérdida de audición.

Además, el uso de sonómetros y aplicaciones móviles que sean capaces de medir la intensidad del sonido es realmente vital para conservar una buena salud auditiva.

Nuestro blog

En esta sección del blog encontrará novedades de productos para personas con pérdida de audición y consejo sobre productos de nuestra web así como tipos de audífonos y marcas que puede encontrar en el mercado .

También comentaremos los distintos precios que puede encontrar en los distintos centros auditivos y consejos para el cuidado del oído para aquellas personas que tienen pérdida de audición como para prevenirla .

Quieres mejorar tu audición