¿Quién revisa los tensiómetros? - Audioactive

Probablemente te hayas preguntado alguna vez para qué sirve ese aparato que guardan tus padres o abuelos en su cuarto. Ese cuadro de plástico con una pantalla y una faja para el brazo. Esos aparatos que tiene ellos son tensiómetros.

El tensiómetro sirve para revisar la presión arterial de las personas, pero, ¿quién revisa los tensiómetros? Para saber esto debemos entender cómo funciona un tensiómetro.

De forma simple, el tensiómetro funciona colocándose en el brazo y ejerciendo presión sobre la arteria braquial hasta llegar a su punto máximo. Posteriormente se desecha el aire usado para generar presión con un sistema de aireación integrado. Por último, el estetoscopio mide los sonidos de Korotkoff.

Origen del tensiómetro

Pero, llegar a los sonidos de Korotkoff no fue trabajo fácil. El tensiómetro que funcionó de base para los actuales fue implementado por primera vez a principios del siglo XX. Remontándose sus antecedentes a principios, mediados y finales del siglo XIX. 

En 1816 el médico francés René Laennec inventó el primer aparato para medir la presión arterial, el fonendoscopio. Seguidamente a lo largo del siglo se dieron más innovaciones en el campo de la cardiología y, sobre todo, en lo que sería el tensiómetro. 

Pero no sería sino hasta 1896 que el médico italiano Scipione Riva-Rocci da con el primer tensiómetro con manguito de la historia. Cuyo modelo fue bastante parecido a los tensiómetros manuales de nuestros tiempos. 

En 1905 el ruso Nikolaï Korotkoff implementó el uso del fonendoscopio para escuchar los sonidos de la arteria braquial. Desde ese entonces los sonidos que se oyen durante la medida de la presión arterial se conocen como sonidos Korotkoff. Este avance permitió detectar signos de hipertensión. 

Revisión de los tensiómetros 

Como te habrás dado cuenta en este punto, el tensiómetro es una herramienta de vital importancia en el día a día de la medicina. Desde su invención ha ayudado a determinar signos de hipertensión en millones de pacientes, lo que ha permitido tomar precauciones en caso de tener la tensión alta o baja.

Pero, al igual que todo invento humano, el tensiómetro se puede equivocar. Entonces, ¿quién revisa los tensiómetros para que estos funcionen correctamente en todo momento? 

La revisión del tensiómetro varía de acuerdo a la marca y el modelo. Pero, generalmente deben estar validados para garantizar su óptimo uso. Los tensiómetros que cuentan con dicha validación son los aprobados por las normas de fabricación de la Unión Europea. Los podemos distinguir por la marca CE en su caja. Estos también son revisados por los protocolos de las Sociedades de Hipertensión.

Si estás interesado en un tensiómetro, pero no sabes si está revisado y validado, puedes consultarlo en los portales web de la Sociedad Británica de Hipertensión y de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA).

Revisión con el tensiómetro: profesional y casera 

Si empiezas a sufrir de subidas o bajadas de tensión habitualmente, es menester que vayas con su doctor de confianza para que haga un chequeo de rutina. En el cual revisar tu tención será una de las pruebas. 

Acudir con un profesional la primera vez que sintamos signos de problemas de hipertensión es indispensable. En los centros médicos cuentan con los implementos e insumos calificados para darte un diagnóstico pertinente. Por lo que no se recomienda tomarse la tensión uno mismo sin antes haber acudido a un médico. 

Posterior a esto podemos hacer una revisión casera de la tensión. Lo único que necesitaremos es tener nuestro tensiómetro casero y ser asistidos por otra persona. 

Tomarse la tensión es cuestión de 5 minutos solamente. Pero no por ello debemos descuidar los pasos para tomarse la tensión

  • Estar en calma

  • Encender el tensiómetro

  • Ajustar el brazalete del tensiómetro en el brazo

  • Presionar la perita de bulbo hasta que llegue a 180 el número en la pantalla

  • Esperar a que el tensiómetro haga la evaluación

  • Ver los resultados

Una vez el tensiómetro haya dado los resultados, es importante conocer en qué valores se deben encontrar la presión sistólica y diastólica. O también conocidas como tensión alta y baja respectivamente. 

En condiciones normales –no estrés ni actividades físicas demandantes- los niveles de tensión oscilan entre 120-80 la alta y baja respectivamente. Pero dependiendo la edad (personas mayores o jóvenes atléticos) es posible que la tensión se encuentre un poco por debajo de estos niveles, entre 105 y 70 respectivamente. 

Ahora, en caso de que nuestra presión arterial suela estar en 140-100 es una mala señal. Es un signo de que podrías ser hipertenso. Por lo que se recomienda ser sumamente cuidadoso en caso de que estos sean los valores que usualmente tengamos al revisar nuestro tensiómetro.

Fiabilidad: ¿qué tan preciso es el tensiómetro? 

A pesar de ser una herramienta altamente utilizada, hasta no hace muchos años los tensiómetros caseros podían presentar equivocaciones en sus mediciones. Esto debido a que no todos los tensiómetros distribuidos cumplen con los protocolos anteriormente mencionados. 

Hay varios estudios que muestran que la imprecisión de los tensiómetros puede ser considerable y perjudicial. Como un estudio de la universidad de Alberta, Canadá. En el cual llegaron a la conclusión de que hasta un 30% de las ocasiones el tensiómetro puede presentar un error considerable.

Pero, la Dra. Jennifer Ringrose (parte del equipo de estudio) reconoce la importancia del tensiómetro de uso casero en los pacientes. Afirma que la hipertensión es una de las enfermedades que más saldo de muertos deja en el mundo por año, así como también es de las que más discapacidades genera.

Es por ello que da ciertos trucos y consejos al momento de revisar el tensiómetro en nuestra casa. 

 

  • Comparar los resultados. Siempre es bueno tener como referencia los valores que tuvimos en nuestra revisión médica para saber qué es lo habitual en nuestra presión arterial
  •  

     

  • Hacer varias mediciones. En caso de que los índices de tu presión alta y baja estén fuera de lo común puedes hacer una o dos pruebas más para comprobar que el tensiómetro no esté fallando
  •  

  • No empezar a tomar o cambiar sus medicamentos. En caso de que los resultados sean alarmantes y presentemos síntomas de hipertensión, no se te ocurra auto medicarte. Mejor ve lo antes posible a tu médico de confianza y que haga las pruebas necesarias. 

  • RecomendadoSolucion auditiva recargable audiben conect rTienda online

    Nuestro blog

    En esta sección del blog encontrará novedades de productos para personas con pérdida de audición y consejo sobre productos de nuestra web así como tipos de audífonos y marcas que puede encontrar en el mercado .

    También comentaremos los distintos precios que puede encontrar en los distintos centros auditivos y consejos para el cuidado del oído para aquellas personas que tienen pérdida de audición como para prevenirla .

    Quieres mejorar tu audición