Audiograma: Qué es y cómo se interpreta

 

¿En qué consiste un audiograma? Con el presente artículo te ayudaremos a entender mejor esta gráfica que se utiliza para evaluar la audición de un paciente. Abordaremos todo lo que necesitas saber sobre el audiograma, desde cómo se realiza la prueba hasta qué información proporciona. Comencemos.

¿Qué es un audiograma?

El audiograma es el resultado gráfico de la capacidad auditiva de un paciente al realizarle una audiometría. Esta prueba se realiza para determinar la cantidad de sonido que una persona puede escuchar y cuáles son los sonidos que no puede escuchar.

La audiometría se realiza en un entorno de prueba especialmente diseñado para aislar el sonido de los ruidos ambientales y permitir que los sonidos de prueba sean escuchados sin interferencias. Esto es indispensable para realizar la prueba de forma correcta.

Durante la prueba, el paciente se sienta en una habitación silenciosa o en un habitáculo hermético y se le pide que use unos auriculares para escuchar una variedad de sonidos a diferentes frecuencias y volúmenes. Los sonidos pueden ser tonos puros, palabras o frases. El personal de audición registra los resultados de la prueba en un gráfico llamado audiograma.

Audiograma: ¿Cómo se hace?

Durante la prueba de audición, al paciente se le presentan varios sonidos de diferentes maneras. La primera prueba es la llamada “conducción aérea”, en la cual se utilizan auriculares para enviar los sonidos directamente al canal auditivo, para que lleguen al oído interno a través del oído medio.

Este es el recorrido común del sonido en situaciones normales. Con esta prueba se analiza la respuesta de todo el conjunto del oído a los diferentes sonidos y se plasma en el audiograma.

Si esta prueba de conducción aérea indica que existe pérdida auditiva en el paciente, se puede hacer la prueba de conducción ósea. Esta consiste en colocar un aparato vibrador detrás de la oreja para enviar estas vibraciones directamente al oído interno.

Esta vibración se transmite a través del cráneo y no pasa por el tímpano. Así se evalúa el estado del oído interno. Así se podrá detectar dónde está el problema de audición. Si ambas pruebas dan pérdidas auditivas idénticas, significa que el problema es neurosensorial.

 

 

 

¿Cómo se muestran los resultados en un audiograma?

El audiograma muestra la capacidad auditiva del paciente en decibelios (dB). Los decibelios son una medida de la intensidad del sonido. Cuanto más alto es el número de decibelios, más intenso es el sonido.

El audiograma también muestra el nivel de audición medido por la frecuencia del sonido. Las frecuencias de sonido se miden en hercios (Hz). Los hercios miden la cantidad de ondas de sonido en un tiempo específico.

Los resultados del audiograma se comparan con los resultados de una audición normal para determinar si el paciente tiene alguna pérdida auditiva. Si es un audiograma normal, se considera que no existe pérdida auditiva.

Si el resultado del audiograma indica que el paciente tiene una pérdida auditiva, el profesional de la audición puede recomendar tratamientos para mejorar la audición. Estos tratamientos pueden incluir la utilización de audífonos, terapia de lenguaje, terapia auditiva, entrenamiento auditivo o cirugía.

Cómo interpretar un audiograma

Este gráfico se crea a partir de dos ejes de coordenadas “X” y “Y”. En el eje X verás representada la frecuencia del sonido en Hertz. La escala por lo general se mantiene entre 0 y 25000 Hz para abarcar el espectro audible del ser humano que se encuentra entre 20 y 20000 Hz.

En el eje Y estará representada la intensidad o volumen del sonido en dB. La escala es de arriba hacia abajo y va desde -10 dB hasta los 100 dB. Cero decibelios es el punto de referencia ya que significa que es el nivel de ruido más bajo que puede detectar el oído humano en condiciones normales.

La prueba dará como resultado una gráfica de los niveles de sonido detectados por el paciente. Notarás dos curvas diferenciadas por colores diferentes: azul y rojo. La gráfica azul representa la capacidad auditiva del oído izquierdo y la gráfica roja, del oído derecho.

Las gráficas indican la capacidad auditiva de cada oído en función de los decibelios y su frecuencia. En condiciones normales, la gráfica tendrá una forma descendente a medida que se acerca a las altas frecuencias, pero sin pasar del umbral normal de 20 dB.

 

 

 

¿Qué se considera como “audiograma normal”?

La capacidad auditiva del ser humano se va perdiendo a medida que aumenta su edad. Un niño tendrá mayor capacidad auditiva que un adulto y un adulto joven tendrá mayor audición que un adulto mayor, es lo natural.

Se puede decir que la audición normal en un niño estará en el rango de 0 a 15 dB en su audiograma. Los adultos jóvenes podrán detectar sonidos entre 0 y 20 dB. Mayor a este rango se puede considerar que el paciente tiene pérdida auditiva.

Ahora puedes escuchar fácilmente cualquier cosa

Inscríbase para estar comunicado de las últimas novedades y descuentos

Wiederaufladbare Hörlösung als Alternative zu Hörgeräten

Precio: 309,00€

Comprar ahora