Cómo quitar un tapón de cera del oído en casa

Quitar un tapón de cera en casa puede ser contraproducente, ya que si no lo haces en la forma, correcta podrías empeorar la situación. Sin embargo, si decides hacerlo tu mismo, debes saber cuál es la manera correcta para evitar dañar tu oído.

Manera correcta de quitar un tapón de cera del oído

Cuando de repente comienzas a sentir molestias en alguno de los oídos, sientes que no escuchas bien, sientes dolor cuando lo tocas o escuchas un zumbido. Lo más seguro es que tengas un tapón de cerumen que está obstruyendo el tímpano. Para quitar un tapón del oído sin ir al médico puedes intentar hacer lo siguiente:

  • Entibia un poco de agua.
  • Absorbe un poco con una jeringa y echa un chorrito suavemente, en el canal auditivo.
  • Inclina la cabeza de manera que el agua salga y repite el proceso.

Antes de realizar este proceso se recomienda que primero ablandes el tapón de cerumen con alguno de estos productos:

  • Aceite para bebés.
  • Aceite mineral.
  • Gotas comerciales para el oído.

Si haces todo este procedimiento de manera correcta y teniendo mucho cuidado de no dañar tu oído, de seguro lograrás quitar el tapón del oído. Pero si por alguna razón no lo logras lo mejor será que visites al especialista.

Antes de quitar un tapón de cera del oído en casa, consulta con el otorrino

Es de vital importancia que para evitar causar un daño mayor al tratar de quitar un tapón de cera en casa consultes con un especialista. Este profesional está capacitado para indicarte lo que debes hacer para que puedas retirar el tapón y que tu oído no sufra ningún daño.

De igual manera, te indicará las cosas que debes hacer para evitar que se te formen tapones de cerumen en los oídos. Algunas de las cosas que debes hacer para evitarlo son estas:

  • No utilizar bastoncillos de algodón para limpiar los oídos.
  • No introducir ningún objeto en los oídos para limpiarlos.
  • No excederse en la limpieza de los oídos, ya que siempre deben tener algo de cerumen.
  • No utilizar de manera frecuente audífonos.

Al evitar hacer todas estas cosas, la salud de tus oídos será óptima, puesto que mantendrán la cantidad de cera necesaria para estar sanos.

Formas de evitar el daño y la infección de oídos

Muchas veces ignoras cuál es la forma correcta de cuidar y asear tus oídos, es por eso que, con frecuencia, incurres en errores al hacerlo. Por supuesto, para evitar caer en esos errores debes tener conocimiento de lo siguiente:

  • Si tienes poco tiempo de haber pasado por una cirugía de oído, es posible que el tímpano tenga un agujero. No irrigues tu oído ni apliques gotas para ablandar la cera.
  • No escuches el televisor o el reproductor de música a un volumen muy alto.
  • No utilices audífonos por largos períodos de tiempo y tampoco con el volumen al máximo.
  • No estornudes, nunca, tapándote tu nariz, ya que esto puede causar que se te rompan los tímpanos.
  • Asegúrate de curar, de manera óptima, cualquier congestión nasal, puesto que si esta persiste puede desarrollar una infección en los oídos.

Ser rigurosamente cuidadoso con la salud auditiva va a permitirte tener una buena audición. Asimismo, evitarás la visita al otorrino y los molestos tratamientos para erradicar las infecciones y la formación de los tapones de cera.

¿Cómo funciona el peróxido en la eliminación del tapón de oídos?

Cuando pasas por la terrible molestia de tener un tapón en los oídos, lo más seguro es que te desesperes. Esto hará que busques la manera de sacártelo lo más rápido posible. En tu investigación, de seguro, vas a encontrarte con el peróxido de hidrógeno.

Pero, antes de utilizar este medicamento para limpiar tus oídos debes conocer la manera correcta de aplicarlo:

  1. Dispón el lugar para la limpieza

Coloca una toalla en el lugar donde reposarás tu cabeza. De igual manera, coloca todo lo que vas a utilizar al alcance de tu mano.

  1. Acuéstate boca arriba con la cabeza de lado

Debes colocar la cabeza hacia el lado que deje el oído afectado hacia arriba.

  1. Coloca una toalla de mano en el hombro

De esta forma evitas que tu ropa se ensucie con el peróxido y el cerumen que salga de tu oído.

  1. Aplica el peróxido de hidrógeno

Con un gotero aplica entre 1 y 3 ml al 3 % en tu oído, gota a gota. De inmediato sentirás cómo empieza a hacer ebullición dentro del conducto auditivo.

  1. Deja que el peróxido actúe

Debes quedarte tranquilo por un espacio de entre 3 a 5 minutos. No introduzcas el gotero en el oído, echa las gotas desde una pequeña distancia del oído.

  1. Coloca la toalla de mano en el oído

Luego voltea la cabeza para que el oído escurra el peróxido. Seca el oído y listo.

Al seguir cada uno de estos pasos de manera correcta lograrás despejar tu oído del molesto tapón de cera que no te permite escuchar bien y te causa dolor.

Ahora puedes escuchar fácilmente cualquier cosa

Inscríbase para estar comunicado de las últimas novedades y descuentos

Wiederaufladbare Hörlösung als Alternative zu Hörgeräten

Precio: 309,00€

Comprar ahora