Otitis Serosa: síntomas y tratamiento

La Otitis Serosa es un padecimiento que puede ser más común de lo que se piensa. Son Muchas las personas que se ven afectadas por esta enfermedad. Y son muchos los que ignoran sus repercusiones o consecuencias.

Por lo general, esta enfermedad se presenta habitualmente en niños sin que se manifieste algún síntoma. En casos particulares, se puede presenciar infecciones y problemas auditivos.

La afección puede afectar la adquisición del lenguaje en etapas específicas del desarrollo del niño. Además, puede directamente perjudicar el aprendizaje.

Según el avance y detección de la enfermedad, puede establecerse un nivel para aplicar un tratamiento correcto. Uno de estos puntos de la afección es la otitis media serosa.

¿Qué es la Otitis Serosa?

La otitis serosa es una acumulación de alguna sustancia liquida en el oído a nivel medio. Lo normal es que no radique en infección. Por tanto, no hay fiebre o dolor alguno. Esto complica el diagnóstico temprano de la enfermedad.

En estas condiciones se habla de un tipo de otitis media o secretora. Se define por la presencia de residuos líquidos en el oído medio. La sustancia que se secreta es abundante.

La otitis serosa en adultos suele manifestarse de la misma manera que en los niños. Aunque los adultos pueden percibir e identificar la falta de audición e incomodidad. Gracias a ello, el diagnóstico y procedimiento resultan más sencillos.

¿Qué es la otitis serosa en adultos?

Al igual que en el caso de los infantes, la otitis serosa en adultos es la retención de mucosidad o cera en el oído. Deriva de una otitis media que no haya sido curada correctamente. También puede producirse por una obstrucción en la Trompa de Eustaquio.

Esta obstrucción se da tanto por alergias como por el desarrollo de vegetaciones en el oído. En menor cantidad de casos puede ser causada por algún tipo de tumores. Es poco frecuente que un adulto padezca esta enfermedad.

La principal incomodidad es la sensación de tener los oídos tapados. En casos muy puntuales, este malestar y la enfermedad como tal puede tardar en desaparecer entre dos o tres semanas.

Otitis serosa: tratamiento

Ya sea un niño o un adulto el afectado, lo mejor es acudir con un especialista. El médico otorrino es el profesional adecuado para el diagnóstico y posible tratamiento del paciente.

Lo que sí se puede tener en claro es que esta enfermedad no es en absoluto grave. Al cumplir con el procedimiento, la infección puede evitarse. Este, por lo general, está conformado por un antibiótico y un antiinflamatorio.

Otitis serosa: tratamiento adultos

La otitis serosa en adultos tiene un tratamiento parecido al que debe seguirse con un niño. Por ende, debe tratarse con antibiótico y antiinflamatorio.

La diferencia significativa radicaría en las cantidades de concentración del medicamento. Sin contar con que el tratamiento, por ser detectado con mayor prontitud, debería tener un lapso de duración menor.

Otitis media serosa: tratamiento

Puede manifestarse de forma más notoria la otitis diagnosticada como serosa, que puede derivar en otitis media serosa. De ser así, el tratamiento podría ser más extenso y con concentraciones más fuertes.

En este punto, hay una cantidad de secreción mucho mayor. Para disminuir los residuos pueden implantarse drenajes transtimpánicos: se elimina el líquido del oído y se evita la nueva producción de este.

Otitis serosa: causas

Existe un motivo principal para el padecimiento de esta enfermedad. Es producida básicamente por las vegetaciones que han crecido en exceso. Como consecuencia, la Trompa de Eustaquio es obstruida.

El órgano mencionado es el encargado de eliminar el líquido excedente del oído. Con ello se evita su retención en el interior del tímpano. Al estar el espacio copado no se cumplen las funciones auditivas normales.

Otitis serosa: síntomas

El diagnóstico de la otitis serosa en niños puede ser difícil. Y es justo porque el niño no puede determinar que ha perdido la audición. Es por ello que los padres deben estar atentos a “síntomas” en la conducta de su hijo.

Entre estas señales se encuentran la perdida de atención, dificultad para localizar el origen del sonido y problemas en la adquisición del lenguaje. Esta última es sin duda la más alarmante.

Complicaciones de la otitis serosa

De no ser tratada a tiempo, como sucedería con cualquier otra enfermedad, la otitis serosa puede tener serias repercusiones. Una es la meningitis: una infección mucho más compleja. Se manifiesta con fiebre alta y un dolor bastante fuerte.

También se pueden manifestar erosiones dentro del oído, irritación e inflamación del mismo. Al complicarse más la infección, se presenta acumulación de pus y residuos purulentos. Todo esto proyectado del oído hacia las zonas cercanas al cerebro.

Al involucrarse tan de lleno uno de los órganos vitales del organismo, existe la posibilidad de una situación médica grave. Puesto que el paciente puede verse comprometido de forma neurológica.

Ahora puedes escuchar fácilmente cualquier cosa

Inscríbase para estar comunicado de las últimas novedades y descuentos

Wiederaufladbare Hörlösung als Alternative zu Hörgeräten

Precio: 309,00€

Comprar ahora