Otitis: síntomas y tratamiento

La otitis es una infección que se aloja en el oído, la cual puede ser clasificada de acuerdo a su duración. Por ejemplo, aguda cuya duración es de 0-3 semanas, subaguda que se prolonga de 3 a 12 semanas y crónica que sobrepasa las 12 semanas.

Estas infecciones se desarrollan con rapidez y resultan dolorosas. A menudo, aparece y desaparece de forma natural, por ello el tratamiento inicia con la supervisión y el manejo del dolor. A continuación, describimos qué es la otitis, causas, síntomas y tipos. Continúa leyendo y descubre cómo tratar la otitis.

Otitis significado y síntomas

Básicamente, la otitis es una inflamación de alguno de los tejidos del oído interno, medio o externo que, por lo general, se acompaña de infección. Su origen es infeccioso, en ocasiones por gérmenes situados de otros sitios, como encefalitis o meningitis.

La aparición de signos y síntomas se propaga rápidamente. Entre los más habituales se encuentran el dolor de oído, piquiña, oído tapado y hasta supuración. No obstante, también puede provocar fiebre, secreciones del oído y vómitos.

 

 

 

Otitis síntomas en niños

Como hemos comentado antes, la otitis es más común en niños, por lo tanto, es recomendable tomar precauciones con respecto a éstos. Entre los síntomas que pueden presentar se encuentran:

  • Dolor en uno o ambos oídos, sobre todo al acostarse.
  • Sensación de jalón o tirón de orejas.
  • Dificultad para dormir.
  • Fatiga y llanto inusual.
  • Dificultad para atender sonidos e incluso para oír.
  • Fiebre igual o superior a 38 grados centígrados.
  • Secreciones por los oídos.
  • Dolor de cabeza.

De igual forma, los niños suelen rechazar los alimentos porque presentan irritabilidad frecuente, inflamación de garganta o simplemente tienen pérdida de apetito.

Otitis síntomas en adultos

Los niños son los más propensos a sufrir infección de oído, no obstante, también se hace presente en otras edades a causa de otras enfermedades. La otitis en adultos presenta los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor de oído y de cabeza.
  • Malestar general: fiebre, mareos y vómitos.
  • Zumbidos en uno o ambos oídos.
  • Secreción de líquido por el oído.
  • Dificultad para atender a sonidos e incluso para oír.

Tanto si se trata de un niño como de un adulto es conveniente preguntarse ¿cómo tratar la otitis? ¿Qué tomar para la otitis? o ¿cómo curar la otitis? Por lo pronto, lo recomendado es visitar al especialista para un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Tipos de otitis y sus causas

Cabe destacar que para un adecuado tratamiento, es necesario conocer los tipos de otitis y las posibles afecciones de oído que cada uno podría generar. A continuación presentamos cuáles son:

  • Otitis aguda. Se presenta de forma brusca, produce inflamación e irritación. Tanto el moco como el líquido quedan atrapados en el oído, generando así fiebre, dolor e infección.
  • Otitis con efusión. El líquido y el moco continúan acumulándose aun cuando la primera infección desaparece. Produce la sensación de oído tapado o afecta la audición.
  • Otitis crónica con efusión. El líquido sigue alojado en el oído durante cierto tiempo o se repite varias veces, aun cuando no hay infección. Presenta consecuencias auditivas más complejas.

La otitis es una infección causada por un virus o batería en el oído. Habitualmente, es una infección que resulta de otra enfermedad (resfriados, gripes o alergias); las cuales causan congestión e inflamación en los conductos nasales, trompas de Eustaquio y garganta.

En este sentido, la trompa de Eustaquio se ubica desde la parte media de cada oído hasta la parte superior de la garganta. A través de ella, se drena el líquido producido en el oído medio. Ahora bien, si ésta se bloquea, el líquido es acumulado y por ende, se produce una infección.

Cualquier agente que origine la inflamación o bloqueo en esta trompa favorece la acumulación de líquido en el oído medio por detrás del tímpano. Entre las causas más comunes de dicha obstrucción se encuentran:

  • Resfriado o infección inusual.
  • Exceso de moco o saliva durante la dentición (niños).
  • Infección o inflamación de adenoides.
  • Humo del tabaco.

En ocasiones, se cree que el hecho de que entre agua en uno o ambos oídos puede generar infección; sin embargo, esto solo ocurre cuando el tímpano tiene algún agujero.

 

Otitis tratamiento

El tratamiento más común para la otitis es el antibiótico, el cual se ingiere durante 10 o 14 días. Por lo general, tras las 48 horas de aplicación de éste, los síntomas disminuyen. En contraste, si hay presencia de efusión en el oído medio ésta se prolonga por más tiempo, incluso por varias semanas.

Es posible que al tratamiento con antibiótico se le complemente con medicinas descongestionantes y mucolíticos. En ocasiones, la infección desaparece solo con:

  • Aplicar agua tibia en el oído infectado.
  • Aplicar gotas analgésicas óticas (de venta libre) para el dolor de oído.
  • Ingerir medicamentos como paracetamol o ibuprofeno. Es necesario mencionar que los niños deben tomar aspirinas.

Además, tanto en niños como en adultos, si los síntomas de la otitis no se alivian tras las pautas antes mencionadas, lo ideal es acudir al especialista. Si tienes Otitis lo mejor es estar en tratamiento bajo supervisión médica.

Ahora puedes escuchar fácilmente cualquier cosa

Inscríbase para estar comunicado de las últimas novedades y descuentos

Wiederaufladbare Hörlösung als Alternative zu Hörgeräten

Precio: 309,00€

Comprar ahora