QUÉ MEDICAMENTOS SON OTOTÓXICOS

En ocasiones, hay tratamientos médicos que suelen afectar de manera inmediata la audición. Estos son conocidos como medicamentos ototóxicos y, en la mayoría de los casos, afectan a los adultos mayores y a los niños.

Al consumir este tipo de medicamentos, el paciente comienza a experimentar una serie de síntomas como zumbidos o sordera repentina. Lo más recomendable al sentir los primeros síntomas es acudir al médico tratante para tomar las previsiones necesarias.

Para conocer un poco más sobre este tipo de medicamentos, cuáles son y su incidencia sobre las mujeres embarazadas, echa un vistazo a la siguiente información.

¿Qué son los medicamentos ototóxicos?

Los medicamentos ototóxicos son aquellos que por su composición química generan daño auditivo en las personas que los consumen. Por lo general, las personas que tienen recetado este tipo de medicamento desconocen los efectos secundarios que causan en el organismo y en la integridad física.

El uso de este tipo de sustancias ha ido en aumento con el paso del tiempo debido al surgimiento de nuevas drogas con fines médicos. La mayoría de ellas, se recetan en situaciones extremas, para tratamientos de infecciones, algunos tipos de cáncer, enfermedades del corazón y renal.

Los síntomas que causan suelen desaparecer al dejar de consumirlos, pero hay medicamentos que dejan daños auditivos irreparables

 

Síntomas que producen los medicamentos ototóxicos

El empleo de estos medicamentos causa en el individuo que los consume síntomas de tipo coclear. Se pueden presentar de manera repentina o de modo progresivo al comenzar con el consumo de los fármacos.

La dosis que el médico tratante suele suministrar tiene que ver de forma directa con la aparición de los síntomas. Mientras más alta la dosis, más riesgo tienen de sufrir los siguientes síntomas:

  • Hipoacusia de tipo neurosensorial: es la ausencia progresiva de la audición, ocasionado por el daño en el oído interno.
  • Acúfenos o tinnitus: es la percepción de un ruido permanente en los oídos o en la cabeza sin causa aparente. Es una condición que ocasiona mucha molestia en la persona que la padece.
  • Vértigo: es la pérdida repentina del equilibrio acompañada de mareo
  • Dolor de cabeza constante
  • Obstrucción del oído de modo inesperado

Este conjunto de síntomas desencadenan en el individuo una serie de problemas que requieren pronta asistencia médica. En algunos casos, el daño se puede reparar y en otros suele ser demasiado tarde.

¿Cuáles son los medicamentos ototóxicos?

Los medicamentos para diferentes condiciones médicas que ocasionan problemas auditivos son los siguientes:

  • Aspirinas: consumidas en altas dosis diarias, un aproximado de 10 a 12 pastillas.
  • Fármacos antiinflamatorios: los denominados AINE, que no contienen esteroides.
  • Antibióticos: entre estos podemos mencionar la gentamicina, neomicina y estreptomicina, vancomicina, eritromicina y azitromicina.
  • Diuréticos: son los recetados para eliminar el exceso de líquido en el cuerpo, como la furosemida y la piretanida.
  • Antimaláricos: como la quinina o pirimetamina
  • Betabloqueadores: como el propanolol y el practolol
  • Fármacos para combatir el cáncer

Es muy importante tener conocimiento sobre el tipo de medicamentos que mandan a consumir los médicos para contrarrestar ciertas afecciones de salud. Esto servirá para estar atento a la presencia de efectos secundarios, o de cambios en el cuerpo.

Efectos secundarios originados por los medicamentos ototóxicos

El nivel de ototoxicidad causado por medicamentos puede causar daños en las células ciliadas ubicadas en el oído interno y en el nervio coclear que conecta el oído con el cerebro.

Cuando el daño se hace presente se manifiesta originando desequilibrio y pérdida progresiva de la audición. Estos efectos son más frecuentes cuando la persona ingiere más de dos medicamentos de este tipo de forma continua.

Al comenzar un tratamiento médico, estamos convencidos de que es para mejorar la salud. Pocas veces nos ocupamos en pensar si el mismo puede causar algún efecto adverso al organismo.

Puede que te mejore de la dolencia de salud que estás padeciendo, pero, por otro lado, te está generando otra afección sin darte cuenta. Ya sea por sus componentes químicos o por la predisposición a sufrir daños colaterales por el consumo del fármaco recetado.

 

Prevención y tratamiento de la ototoxicidad

Para prevenir los efectos que causan los medicamentos ototóxicos se deben consumir dosis bajas del mismo. Todo esto bajo la supervisión estricta del médico tratante, realizando exámenes periódicos de sangre para medir la concentración química.

Las mujeres embarazadas pueden proteger la salud auditiva del feto evitando el consumo de estos medicamentos, puesto que desde la cuarta semana de gestación se comienza a formar el sentido de la audición. Así que, por la salud del futuro bebé, no pueden consumir antiinflamatorios y antibióticos de alto espectro.

En cuanto al tratamiento, en la actualidad no existe uno que revierta los daños ocasionados por el consumo de ototóxicos. Algunas dolencias suelen desaparecer al dejar de consumirlos y en cambios otros quedan de manera permanente.

Ahora puedes escuchar fácilmente cualquier cosa

Inscríbase para estar comunicado de las últimas novedades y descuentos

Wiederaufladbare Hörlösung als Alternative zu Hörgeräten

Precio: 309,00€

Comprar ahora