Mocos en el oído: ¿Por qué debes atender este síntoma?

Los mocos en el oído aparecen en el momento en que algún virus o bacteria te está rondando y genera un resfrío o una gripe. También durante los cuadros de alergia.  

Cuando la mucosidad no drena correctamente y se acumula en los oídos puede producirse una otitis serosa. A continuación, te contaremos por qué se generan estos mocos y cómo quitarlos para evitar complicaciones.

¿Cómo se forman los mocos en el oído?

Como ya mencionamos, los mocos en los oídos se forman a partir de:

  • Virus y bacterias que ocasionan enfermedades en las vías aéreas superiores.
  • Alergias o rinitis alérgicas.
  • Deformaciones de la trompa de Eustaquio.

Cuando una infección afecta a las vías aéreas superiores, los gérmenes se mueven a través de la trompa de Eustaquio, llegando al tórax del tímpano. Se inflama la mucosa que reviste al tímpano y comienza a  producirse la mucosidad.

Oído taponado por mocos, ¿Cuáles son los síntomas?

Los mocos en el oído y sus síntomas son un tema al que, a veces, no se le da demasiada importancia. Pero no tenerlos en cuenta puede ocasionar complicaciones posteriores.

Algunos de esos síntomas son:

  • Taponamiento de oídos por mocos.
  • Dolor de oído por mocos acumulados en el oído medio.
  • Vértigo
  • Sensación de que corre líquido dentro del oído.
  • Disminución de la capacidad auditiva.

Estos síntomas pueden aparecer y luego irse solos. Sin embargo, la sensación de oído taponado por mocos trastorna al paciente y no le permite llevar un día normal.  

¿Qué complicaciones pueden ocasionar los oídos tapados por mocos?

Si estos síntomas persisten es importante atenderlos, pues pueden provocar complicaciones. Algunas de ellas son:

  • Otitis producida en el oído medio u otitis serosa: se inflaman las cavidades y mucosas del oído medio y esta mucosidad se traslada total o parcialmente al tórax del tímpano.
  • Dolor de oídos intenso.
  • Acúfenos.
  • Puede extenderse la infección a otros sectores cercanos al oído como las meninges o la mastoides, provocando enfermedades más graves.

Por otro lado, si la infección se mantiene en el oído medio, además de tener el oído tapado por mocos, no habría un agravamiento del cuadro. Es probable que las molestias se retiren solas y se desinflame.

Pero si se trasladan al oído interno pueden producirse severas pérdidas de audición.

¿Cómo eliminar los mocos del oído?

La visita al médico es la clave para poder eliminar la mucosidad del oído, ya que el tratamiento dependerá de varios factores. Los pacientes con estas molestias suelen preguntarse:

  • Mocos en el oído, ¿Qué tomar?
  • ¿Cómo quitar los mocos del oído?

Hay algunas medidas que se pueden tomar para tratar de aliviar las molestias hasta que la inflamación se vaya. Te daremos dos recomendaciones:

  1. Utilizar el vapor de agua: Consiste en hacer inhalaciones del vapor que proviene del agua caliente. Con mucho cuidado debes calentar agua en un recipiente y, cuando ya esté caliente, te colocas frente a él con una toalla cubriendo tu cabeza.

Ese vapor que aspirarás es un buen remedio casero para el oído tapado por mocos. A esa agua que calientas puedes agregarle sal o eucalipto, ya que ambos elementos ayudan a aliviar la mucosidad.

  1. Cambiar de posición: puedes dormir sobre el oído que no está tapado o inclinar tu cabeza hacia ese lado. Así lograrás que la fuerza de gravedad actúe y sientas alivio.

Si estas medidas no consiguen reducir las molestias deberás consultar con un especialista.

Dolor de oído por mocos, ¿Debo recurrir a un especialista?

Si los trastornos persisten es necesario recurrir a un especialista en oídos. Puede aconsejar:

  • Antibióticos en caso de presentarse fiebre.
  • Mucolíticos para expulsar los mocos.
  • Terapia térmica si se trata de un cuadro inicial de mocos.
  • Lavados nasales con solución fisiológica también suelen ser parte de un tratamiento.
  • Cirugía en los casos más complejos.
  • Drenaje de los mocos a través de tubos colocados a tal fin.

Dependiendo de la causa de la mucosidad acumulada, el especialista realizará la terapia correcta.

Visita al médico

Es importante tratar la mucosidad estancada en los oídos para evitar complicaciones. En la observación u otoscopia, el médico prestará atención a determinadas características.

Una de ellas es el color del tímpano. Si está saludable y sin infección tendrá una secreción color ámbar. En caso de observar las siguientes características deberá decidir el tratamiento correcto:

  • Si el tímpano se presenta de color rojo significa que hay un problema en él.
  • Si el tímpano se ve como espeso y de color rosado es anuncio de un problema crónico.
  • Si hay secreción brillante y de color azulado y sanguinolenta, significa que hay mucosidad acumulada.

Al observar estos cambios indicará la realización de estudios como la timpanometría y un audiograma. Estos estudios servirán para completar el diagnóstico y determinar el tratamiento.

Si bien no es un síntoma grave, atendiendo a tiempo los mocos en el oído podrán evitarse complicaciones y males mayores.

Nuestro blog

En esta sección del blog encontrará novedades de productos para personas con pérdida de audición y consejo sobre productos de nuestra web así como tipos de audífonos y marcas que puede encontrar en el mercado .

También comentaremos los distintos precios que puede encontrar en los distintos centros auditivos y consejos para el cuidado del oído para aquellas personas que tienen pérdida de audición como para prevenirla .

Quieres mejorar tu audición